Vacunas Antialérgicas

El concepto de vacuna antialérgica surge en 1911 y a partir de esta fecha ha venido el perfeccionamiento de un  procedimiento antialérgico que en 1998 se aprueba por la OMS como la vacuna contra la alergia,  avalándola como el único procedimiento científicamente comprobado para modificar o evitar las enfermedades alérgicas tanto en su sintomatología como en el curso y evolución.

Tradicionalmente la vacuna incluye un proceso de sensibilización volviendo al paciente tolerante a los alergenos que desencadenan la enfermedad alérgica,  por medio de la aplicación subcutánea  de dosis crecientes en potencia de la vacuna hasta llegar a la dosis de mantenimiento, para que aplicada por 2 o 3 años se suspenda y proteja al individuo de la enfermedad o la aparición de otras alergias mas severas.

Numerosos estudios europeos han situado a la INMUNOTERAPIA LOCAL o TÓPICA como una alternativa comprobada en su eficacia y utilidad, para que por vía diferente a la inyección subcutánea pueda aplicarse por dos vías alternas: La VACUNA  NASAL  apoyada por varios estudios como una vía útil en rinitis, conjuntivitis alérgica  y asma leve. Tiene raras veces en inconveniente de producir irritación o intolerancia en pacientes muy alérgicos por ser la mucosa nasal muy sensible.  Es muy útil en niños y tenemos 15 años de experiencia con muy buenos resultados como lo han comprobado en otros países europeos.

La segunda ruta de aplicación es la SUBLINGUAL  es la forma que ha reunido mas seguidores por los buenos resultados publicados en varios estudios con revisiones y meta-análisis de 947 pacientes y 4 estudios específicamente en niños reportándose buenos resultados. Apoyando su eficacia, seguridad, tolerabilidad y evidencias de desaparición de los síntomas de la enfermedad  en este caso rinitis alérgica y sus complicaciones, asma bronquial y enfermedades alérgicas acompañantes.

Esta modalidad terapéutica ya esta disponible en la unidad de alergia, pediatría y enfermedades respiratorias de Médica San Ángel, con una vacuna de patente europeo que consiste una pastilla del uso sublingual que se incrementa en potencia cada semana alcanzando la dosis de mantenimiento en 11 semanas  quedando 1 tableta cada semana.

Las ventajas son: no inyección subcutánea, cumplimento y apego al tratamiento, no síntomas, no visitas medicas, no gasto de medicamentos, no ausentismo laboral y escolar, mejor calidad de vida con esperanza de control y curación de la enfermedad.

Indicaciones precisas son: rinitis alérgica, sinusitis, conjuntivitis, otitis media alérgica, asma bronquial, con excelentes resultados.

Hemos iniciado con una gran cantidad de pacientes con resultados halagadores que facilitan la aplicación de la vacuna sublingual sin las molestias de las inyecciones con los mismos beneficios.

Spread the love

Deja un comentario